Un nuevo comienzo y un nuevo amor en Brasil

En Julio de 2019, Brinmer llegó al Brasil con la condición de refugiado venezuelano. En sus palabras “fueron meses de mucha lucha, hambre, sueño y enfermedad”. Brinmer ha contraído tuberculosis al mismo tiempo que ha conocido el Refúgio 343.

Garantizamos su interiorización e su tratamiento de salud en Extrema, en el interior de Minas Gerais. Seis meses después, Brinmer celebró um año en Brasil enteramente independiente: ahora trabaja con Logística en una industria regional, efectuando pagos por su propio alquiler y casado con una brasileña, Maria do Carmo.

Por aqui, Brinmer encontró un nuevo comienzo y también el amor. ¡Seguimos cambiando vidas!

Tú puedes también ayudar una família de refugiados venezuelanos a recomenzar en Brasil. Haz um clic aquí y descubra como!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *